Dietas de milagro

Periódicamente aparecen en el mercado nuevas dietas de adelgazamiento, difundidas a través de programas de televisión, revistas de moda, alimentación, etc., que tienen en común el anuncio de una rápida pérdida de peso sin apenas esfuerzo para quienes las realizan. Se trata de dietas promovidas, en la mayoría de los casos, por personas “ajenas a la Medicina y cuentan con escaso o nulo aval científico”. Además, “suelen ponerse de moda porque las realizan personas famosas, favoreciendo su rápida divulgación por Internet. El uso de estas dietas es cada vez más frecuente entre las personas con obesidad, hasta el punto de que un 31% admite haber recurrido a ellas con el objetivo de tratar de perder peso. Estas “dietas milagro”, que son fruto, en muchos casos, de la búsqueda de beneficios económicos más que de la promoción de una alimentación sana y equilibrada, inducen una restricción calórica muy severa, generando situaciones de carencias en vitaminas y minerales, alteraciones metabólicas y una monotonía alimentaria que las hace insostenibles en el tiempo y peligrosas para la salud.

 

¿Qué son las dietas milagro?

Las “dietas milagro” son dietas de adelgazamiento que tienen en común: la promesa de una rápida pérdida de peso sin apenas esfuerzo, su desequilibrio en nutrientes, la restricción de la energía ingerida muy severa, desventajas para la salud -como la pérdida de masa muscular y el aumento del riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y diabetes- y la falta de un fundamento científico.

 

Signos que permiten reconocer una “dieta milagro”

La promesa de pérdida de peso rápida: más de 5 kg por mes, que se puede llevar sin esfuerzo y anunciar que son completamente seguras, sin riesgos para la salud son algunas de las promesas que hacen reconocer una “dieta milagro”.

 

Tipos de dietas milagro

Hay cuatro tipos: dietas ricas en proteínas (dieta del astronauta, dieta Mayo, dieta Dukan, dieta de Scardale), dietas ricas en hidratos de carbono (dieta del plan F y dieta Prittikin), dietas ricas en grasas (dieta Atkins) y dietas disociadas (dieta Hollywood y dieta de Montignac).

 

Consecuencias de las “dietas milagro”

En resumen, las dietas milagro constituyen un riesgo inaceptable para la salud, ya que pueden: agravar el riesgo metabólico de las personas, provocar desnutriciones proteicas y déficit en vitaminas y minerales, desencadenar trastornos del comportamiento alimentario (anorexia y bulimia), a veces de mayor gravedad que el exceso de peso que se pretendía corregir, producir efectos psicológicos negativos y favorecer el efecto rebote.  

 

Según la agencia española de seguridad alimentaria y nutrición, un problema añadido de estas “dietas milagro” es que favorecen una recuperación muy rápida del peso perdido (efecto “rebote” o “yo-yo”). Para lograr una pérdida de peso a largo plazo, los especialistas recomiendan huir de los métodos “milagrosos” y rápidos, y crear unos buenos hábitos alimentarios, además de practicar regularmente ejercicio físico.

 

1 comentario
  1. LUCI
    LUCI Dice:

    Mi experiencia con este tipo de dietas no es nada buena. Suponen un sacrificio enorme para conseguir unos beneficios inexistentes.
    Recomiendo a todo el mundo que quiera adelgazar que utilice una dieta equilibrada. Ahorrará esfuerzos, problemas y dinero.
    Gracias chicos, habéis hecho que mi vida resulte más fácil.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *