Consigue tus objetivos y gana salud con Nutribán

Índice

ETIQUETADO: Que debo saber

En los años que llevo trabajando en Nutribán, he intentado explicar a las personas que nos visitan la importancia de saber leer bien un etiquetado.

El etiquetado es una herramienta imprescindible para conocer la composición de los alimentos que consumimos, nos ayuda a tomar decisiones que se adapten a nuestras necesidades, nos permiten comparar productos y elegir las alternativas más adecuadas, además de ofrecernos información sobre sustancias o productos que causan alergias o intolerancias.

El nuevo Reglamento (UE) No1169/2011 sobre la información alimentaria facilitada al consumidor, tiene como finalidad proteger la salud de los consumidores y garantizar su derecho a la información para así poder tomar decisiones consecuentes y responsables.

Estas normas mejoran el etiquetado en todos los productos, envasados y no envasados, para que proporcione información útil, legible y comprensible al consumidor.

Su objetivo es asegurar que los consumidores tomen decisiones con conocimiento de causa y utilicen los alimentos de forma segura, teniendo especialmente en cuenta consideraciones sanitarias, económicas, medioambientales, sociales y éticas.

En general, será obligatorio mencionar las siguientes indicaciones:

  1. Denominación del alimento

La denominación del alimento será su denominación legal. A falta de ella, se facilitará una denominación descriptiva del alimento.

  1. Lista de ingredientes

Estará encabezada o precedida por un título adecuado, que incluya la palabra “ingredientes”. En ella se incluirán todos los ingredientes del alimento, en orden decreciente de peso.

  1. Determinadas sustancias o productos que causan alergias o intolerancias

Todo ingrediente que figure en la lista de sustancias que causan alérgenos y se utilice en la elaboración de un alimento y siga estando presente en el producto acabado. Estas sustancias se destacarán en la lista de ingredientes con una tipología gráfica diferente al resto de ingredientes.

Los 14 alérgenos:

  1. Cantidad de un determinado ingrediente

Será necesario indicar la cantidad de un ingrediente si dicho ingrediente figura en la denominación del alimento o se destaca en el etiquetado por medio de palabras, imágenes o representación gráfica.

  1. Cantidad neta del alimento

Es la cantidad de producto contenido en el envase, expresándose en unidades de volumen (litros, mililitros…) para los productos líquidos y en unidades de masa (kilos, gramos…) para los demás productos.

  1. Fecha de duración mínima o fecha de caducidad

En el caso de alimentos microbiológicamente muy perecederos y que por ello puedan suponer un peligro inmediato para la salud humana aparecerá la fecha de caducidad.

Se pondrá “Consumir preferentemente antes del…” cuando la fecha incluya la indicación del día y “Consumir preferentemente antes del fin de…” en los demás casos.

En el caso de los alimentos cuya duración sea inferior a tres meses, bastará con indicar el día y el mes

En los que la duración sea superior a tres meses, pero sin sobrepasar los dieciocho meses, bastará con indicar el mes y el año

Y en los que la duración sea superior a dieciocho meses, bastará con indicar el año.

  1. Identificación de la empresa
  2. El nombre o la razón social y la dirección del operador de la empresa alimentaria
  3. País de origen o lugar de procedencia

Se indicará en los siguientes casos:

– Cuando su omisión pudiera inducir a error al consumidor en cuanto al país de origen real del alimento, y en particular si la información que acompaña al alimento o la etiqueta en su conjunto pudieran insinuar que el alimento tiene un país de origen o un lugar de procedencia diferente.

– En alimentos como carne de vacuno, aceite de oliva, miel… con disposiciones legislativas específicas.

– Según lo establecido en la legislación en carnes de porcino, ovino y caprino.

  1. Condiciones especiales de conservación y utilización

Siempre que el producto requiera de unas condiciones especiales para su conservación y utilización, con el fin del mantenimiento y consumo óptimo del producto, estas deberán indicarse en la etiqueta.

  1. Modo de empleo

Se indicará en el caso de que en ausencia de esta información fuera difícil hacer un uso adecuado del alimento

  1. Lote

Es la indicación, normalmente numérica, que permite identificar el lote al que pertenece un producto alimenticio. Por lote se entiende el conjunto de unidades de venta de un producto, producido, fabricado o envasado en circunstancias prácticamente idénticas.

  1. Información nutricional

Esta información es obligatoria desde el 13 de diciembre de 2016, debe expresarse por 100 g / 100 ml de producto y adicionalmente por porción, y debe incluir, por este orden: valor energético (expresado en Kilojulios -kJ- y Kilocalorías -kcal-) y cantidades de grasas, grasas saturadas, hidratos de carbono, azúcares, proteínas y sal.

La información nutricional obligatoria también puede completarse con la indicación de la cantidad de una o varias de las siguientes sustancias: grasas monoinsaturadas, grasas poliinsaturadas, polialcoholes, almidón, fibra alimentaria y vitaminas o minerales presentes en cantidades significativas.

Las ventajas del etiquetado:

Para tener una dieta saludable y realizar compras seguras y responsables, debemos fijarnos en el etiquetado de alimentos. En él está la clave para saber lo que comemos.

El etiquetado es el principal medio de comunicación entre los productores y el consumidor, y nos permite conocer el alimento, su origen, su modo de conservación, los ingredientes que lo componen o los nutrientes que aportan a nuestra dieta. Por eso es muy importante que haya una regulación que nos asegure comprender de forma sencilla y clara toda la información relativa a los alimentos que consumimos.

Por qué leer las etiquetas:

Fijarse en las etiquetas a la hora de comprar o consumir debería ser un hábito en nuestras rutinas.

– Es una herramienta imprescindible para tener una alimentación saludable y responsable.

– Nos ayuda a tomar decisiones que se adapten a las necesidades y preferencias individuales.

– Nos informa sobre sustancias o productos que causan alergias o intolerancias.

– Nos ayudan a comparar productos y a elegir las alternativas más adecuadas.

Recuerda siempre que, el etiquetado cuenta mucho.

Post relacionados