NUESTRAS RECETAS -REVUELTO DE SETAS Y ESPÁRRAGOS CON GAMBAS-
19 julio, 2019
HIDRATACIÓN ¿CUÁNTO Y QUÉ DEBEMOS BEBER?
25 julio, 2019

RECETAS NUTRIBAN -TOMATES RELLENOS DE GUACAMOLE Y GAMBAS-

TOMATES RELLENOS DE GUACAMOLE Y GAMBAS

Aunque el tomate es una hortaliza que puede disfrutarse en cualquier momento del año, es en verano cuando se aprecian más sus cualidades organolépticas (sabor y olor con más intensidad). Por lo tanto, ¿qué mejor momento para incluir una receta nueva en nuestra dieta con este producto de base? Además de innovar en la cocina de forma sencilla, también nos sirve como receta de aprovechamiento. Seguro que alguna vez has comprado un aguacate muy verde y de que has ido a “echarle mano” estaba ya casi pasado. Puedes hacer una ensalada, pero añadir el aguacate entero es demasiado, ¿otras ideas? Aquí te dejamos una, ¡el guacamole como salsa de relleno!

Ingredientes:

  • Tomate maduro mediano-grande para rellenar
  • Medio aguacate
  • Cebolla
  • Cilantro
  • Zumo de limón
  • 6 gambas cocidas
  • Aceite de oliva virgen extra

Elaboración:

Primero de todo, lavamos y secamos con un paño el tomate. Con un cuchillo, cortamos el tomate alrededor del tallo, vaciando el interior para poder rellenarlo, pero sin que el tomate pierda su forma. Reservamos la parte superior del tomate y el tallo, que nos servirá de tapa. También reservamos la pulpa.

Una vez listo para rellenar el tomate, preparamos el guacamole. Lo primero que haremos será pelar la cebolla y picarla en daditos. Picamos el cilantro y lo mezclamos con la cebolla y la pulpa del tomate. Después, retiramos la cáscara del aguacate, le añadimos el zumo de limón para que no se oxide y los chafamos con ayuda de un tenedor. Mezclamos con el resto de ingredientes hasta conseguir una pasta homogénea, sin grumos. Corregimos con sal y pimienta al gusto.

Después, pelamos las gambas y la cortamos en trocitos. Calentamos el aceite en una sartén y salteamos hasta que queden doraditas. Mezclamos con el guacamole y por último, rellenamos el tomate con la ayuda de una cuchara. Tapamos con la parte del tallo que habíamos reservado y lo guardamos en la nevera para servir bien frío.

¿Te hemos hablado alguna vez de las propiedades del tomate? ¿Conoces el licopeno? Sigue leyendo si te interesa saber más:

Existen muchísimas variedades del tomate, cada una con un matiz diferente, sobre todo a nivel organoléptico.

El tomate es un producto muy interesante de incluir en nuestra dieta ya que tiene bajo contenido energético (19 kcal en 100 gr). Está principalmente compuesto por agua (93.9 gr de cada 100 gr). Destaca su contenido en fibra (1.1 gr cada 100 gr) y en micronutrientes como el potasio y las vitaminas E, A y C, que lo hacen un alimento con una gran carga de antioxidantes naturales, a los que debemos sumar el licopeno.

El licopeno es un compuesto fitoquímico que suele encontrarse en grandes cantidades en los vegetales rojos. El tomate es una de sus fuentes principales. Puede ayudar a proteger las células de la piel contra los rayos ultravioleta (¡aunque no sustituye a tu protector solar!) y contribuye al mantenimiento de una mucosa sana.

¿Sabías que el licopeno es uno de los carotenoides que se encuentra en mayores cantidades en el suero humano? Aunque es cierto que su concentración depende de su ingestión alimentaria, siendo su vida media entre 12 y 33 días en plasma. Además su disponibilidad varía entre el tomate crudo y el cocinado, siendo más biodisponible cuando se somete un tratamiento térmico. Sin embargo, cuando sometemos al calor a este producto, se pierden parte de las vitaminas. Por eso, como siempre recalcamos lo importante es llevar una dieta variada en la que podamos asegurar un aporte completo de nutrientes. Por eso, aunque en la receta que hemos aportado se el tomate se consume en crudo, a lo largo de todo el mundo el tomate es utilizado de mil maneras, formando parte de ensaladas, como ingrediente de sofritos y salsas, caldos, guisos o purés.

Ya sabes, además de la variedad de alimentos, es importante la variedad a la hora de su preparación, ¿habías pensado en esto alguna vez?

 

FUENTES CONSULTADAS:

Cruz Bojórquez RM, González Gallego J, Sánchez Collado P. Propiedades funcionales y beneficios para la salud del licopeno. Nutr Hosp. 2013;28(1):6-15.

Base de Datos Española de Composición de Alimentos (BEDCA).

http://scielo.isciii.es/scielo.php?pid=S0212-16112013000100002&script=sci_arttext&tlng=pt

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Call Now ButtonPedir cita