Consigue tus objetivos y gana salud con Nutribán

Dieta baja en carbohidratos para deportistas

Una dieta baja en carbohidratos limita el consumo de carbohidratos, como los que se encuentran en granos y en verduras y frutas con almidón.

Por qué te convendría empezar dieta low carb

Este tipo de dieta incluye principalmente alimentos con alto contenido de proteína y grasa.

Hay muchos tipos de dietas bajas en carbohidratos y cada una tiene distintos límites en cuanto al tipo y la cantidad de carbohidratos que puedes consumir.

Una dieta baja en carbohidratos se caracteriza por restringir el consumo de carbohidratos, que se encuentran en alimentos como granos, verduras y frutas con almidón. Este tipo de dieta incluye principalmente alimentos con alto contenido de proteína y grasa. Existen diversos tipos de dietas bajas en carbohidratos, cada una con distintos límites en cuanto a la cantidad y tipo de carbohidratos permitidos.

Por qué te convendría empezar dieta low carb

Puedes elegir seguir una dieta con pocos  carbohidratos por los siguientes motivos:

  • Pérdida de peso y grasa corporal.
    Cambiar de hábitos alimentarios
  • Reducir el riesgo de diabetes tipo 2 y síndrome metabólico
    Reducción de los triglicéridos y aumento del colesterol HDL (el «bueno») en la sangre.
  • Disminución de la presión arterial en personas con hipertensión.
  • Mejora en la salud cardiovascular y reducción del riesgo de enfermedades del corazón.
  • Mejora el rendimiento deportivo y la recuperación muscular después del ejercicio.

Beneficios de una  dieta baja en carbohidratos

Pérdida de peso: Al reducir la ingesta de carbohidratos, el cuerpo comienza a quemar grasa como fuente de energía, lo que puede ayudar a perder peso y reducir la grasa corporal.

Control del apetito: Al reducir la ingesta de carbohidratos, se puede reducir el apetito y la necesidad de comer en exceso.

Mejora del control glucémico: Las dietas bajas en carbohidratos pueden ayudar a controlar el azúcar en la sangre, lo que puede ser.

Mejora del perfil lipídico: Una dieta baja en carbohidratos puede mejorar los niveles de lípidos en la sangre, como el colesterol LDL (malo) y el HDL (bueno), lo que puede reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Reducción del riesgo de diabetes: Las dietas bajas en carbohidratos pueden ayudar a reducir el riesgo de diabetes tipo 2, ya que disminuyen los niveles de azúcar en la sangre y mejoran la sensibilidad a la insulina.

Nutricionistas y dietistas en Murcia

Algunos planes de una dieta con pocos carbohidratos permiten pequeñas cantidades de frutas, verduras y granos integrales. El límite diario de 20 a 57 gramos de carbohidratos es típico en una dieta baja en carbohidratos. Estas cantidades de carbohidratos proporcionan de 80 a 240 calorías.

Como nutricionistas, es importante que entiendas cómo funcionan los carbohidratos en tu cuerpo. Los carbohidratos complejos se digieren más lentamente y tienen menos efecto sobre los niveles de azúcar en la sangre que los carbohidratos refinados. Además, los carbohidratos complejos también aportan fibra, lo que es beneficioso para la digestión.

Por otro lado, los carbohidratos refinados, como el azúcar y la harina blanca, a menudo se agregan a los alimentos procesados. Es por eso que los alimentos como el pan blanco, los fideos, las galletas, los pasteles, los dulces, los refrescos y las bebidas azucaradas son ejemplos de alimentos que contienen carbohidratos refinados.

El cuerpo utiliza los carbohidratos como fuente de energía. Durante la digestión, los carbohidratos complejos se descomponen en azúcares simples, también conocidos como glucosa, que se liberan en la sangre. Esto se llama glucosa en sangre. La insulina es una hormona que se libera para ayudar a que la glucosa ingrese a las células del cuerpo para ser utilizada como energía. El exceso de glucosa se almacena en el hígado y en los músculos, y parte de ella se convierte en grasa corporal.

Si deseas perder peso, una dieta baja en carbohidratos puede ayudarte a quemar la grasa almacenada en tu cuerpo para obtener energía. Esto puede llevar a la pérdida de peso. Sin embargo, es importante recordar que no todas las personas pueden seguir una dieta baja en carbohidratos, y que es importante trabajar con un nutricionista para desarrollar un plan de alimentación que sea adecuado para ti y tus necesidades individuales.

Una reducción grande y repentina de los carbohidratos puede producir efectos secundarios a corto plazo, por ejemplo:

  • Estreñimiento.
  • Dolor de cabeza.
  • Problemas renales
  • Desequilibrio de electrolitos
  • Calambres musculares.
No está claro qué tipo de posibles riesgos para la salud a largo plazo puede tener una dieta sin carbohidratos para adelgazar rápido. Si limitas los carbohidratos a largo plazo, es posible que consumas muy pocas vitaminas y minerales, y tengas problemas digestivos.

También, comer una gran cantidad de grasa y proteína de origen animal puede aumentar el riesgo de presentar una enfermedad cardíaca o algunos tipos de cáncer.

¿Dieta sin carbohidratos para adelgazar rápido?

Es importante tener en cuenta que una dieta baja en carbohidratos no es adecuada para todas las personas y que debe ser seguida bajo la supervisión de un dietista o nutricionista profesional.

Además, es importante asegurarse de obtener suficientes nutrientes y fibra para evitar deficiencias nutricionales y problemas digestivos.

Ponte en contacto con nosotros o ven a vernos