CALDERO MURCIANO
20 julio, 2020

SMOOTHIES -MERIENDAS Y ALMUERZOS-

Cuando quieres hacer un cambio saludable en tu alimentación y en la de tu familia, los smoothies tienen que estar incluidos. No sólo son deliciosos, sino que también son una forma práctica de hacer que todos consuman mayores nutrientes.

PASOS BÁSICOS PARA PREPARAR TUS SMOOTHIES SALUDABLES:

  1. Elige el color de tu smoothie.
  2. Selecciona de 3 a 5 ingredientes que prefieras.
  3. Si vas por el lado de las verduras recuerda añadir naranja, plátano o manzana, son los que mejor combinan con ellas.
  4. Para el caso de las frutas, no debes olvidar elegir las maduras, pues las verdes cambian el sabor.
  5. Escoge tu base líquida: agua, leche, leche vegetal, yogur o jugo de frutas. Una taza por smoothie.
  6. Añade algún ingrediente extra, un endulzante natural como la miel, proteína o semillas.
  7. Si quieres una consistencia más líquida solo debes agregar más base líquida.

OS DEJAMOS ALGUNAS RECETAS, PODÉIS VARIAR LOS INGREDIENTES Y PROBAR VUESTRAS PROPIAS RECETAS:

1 -SMOOTHIE DE FRUTOS ROJOS Y CHIA CON BEBIDA DE ARROZ:

  • 1 taza de leche de arroz
  • 1 taza de chía
  • 2 tazas de frutos rojos congelado.

Licua la bebida de arroz con la chia, añade los frutos rojos y ponlo en la licuadora hasta que esté condensado. Sirve.

2 – SMOOTHIE DE AVENA Y CHOCOLATE:

  • 300 ml de leche de almendras con vainilla
  • 16 g de chips de chocolate
  • 1 cucharada (15 ml) de jarabe de arce o miel (o cualquier edulcorante líquido)
  • 40 g de copos de avena
  • 2 cucharadas (10 g) de cacao en polvo sin azúcar
  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla

No todos los smoothies son fríos. En invierno, te puedes hacer este smoothie calentito para desayunar y estar la mar de bien.
Y aunque sea de chocolate, está hecho con ingredientes saludables y cargados de fibra y proteína. Además, es vegano, sin gluten y sin lactosa.

Preparación:

La noche anterior, ponemos todos los ingredientes (excepto los chips de chocolate) en el orden indicado a la jarra de la batidora. Lo tapamos con su tapa y lo introducimos en el frigorífico toda la noche o por lo menos 3 horas.

Este paso no es absolutamente necesario, pero ayudará a que la avena se reblandezca y se mezclará mejor.
Pasado el tiempo, batimos con las cuchillas a velocidad alta hasta que todo se haya triturado y tenga una consistencia suave y cremosa.

Para calentar el smoothie, transferimos el smoothie a un cazo a fuego medio. Añadimos los chips de chocolate y lo calentamos hasta la temperatura que queramos que esté.

3 – SMOOTHIE DE PIÑA Y PLÁTANO:

  • 150 gramos de piña fresca picada
  • 1 plátano
  • 1/2 taza de yogur griego (con sabor a vainilla o a lo que quieras)
  • 1 cucharada de jengibre rallado
  • 1/2 taza de cubitos de hielo
  • 120 ml de zumo de piña o agua

¿Cómo hacer el smoothie de piña?

Agregamos a nuestra licuadora de vaso todos los ingredientes según el orden establecido, y batimos a velocidad alta durante varios segundos, hasta que tengamos un smoothie cremoso y fino, y el hielo se haya picado.

Servimos en vasos individuales de inmediato.

Te encantará esta receta de smoothie de jengibre, piña natural y plátano, dulce y colorido. Es una manera brillante, colorida y nutritiva de comenzar el día.

Consejo:

Para darle un toque diferente, añade una pizca de canela molida. Para enriquecerlo, incorpora una semillas de chía (apenas notarás su sabor, pero mucho sus nutrientes).

Puedes utilizar la fruta fresca o congelada (yo la suelo congelar cuando acaba su temporada para poder hacer más smoothies en el futuro).

 

ESPERAMOS QUE OS GUSTEN!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Call Now ButtonPedir cita